Como dice nuestra invitada de hoy su propuesta es una alternativa a una forma de consumir vacaciones en vez de vivirlas. Una alternativa a ese huir hacia adelante que muchas veces esconde el ocio, sin detenerse a sentir lo que realmente está pendiente de ser vivido.

Es tiempo de celebración. En el estío todo invita a la apertura, a solazarse en los frutos de la naturaleza fecunda, que se abren esplendorosos ante la intensa calidez del sol.

Pero también es una oportunidad de sentarse y acallarse, abrirse al silencio y al silencio del otro, compartiendo la elocuencia callada, y exponerse a lo que tememos con aceptación y apertura.

Tiempo también de abrirse y celebrar la alegría del grupo, bailar lo que no fue expresado. Tiempo de encuentros y goces sencillos como los que ofrece esta naturaleza privilegiada que son las gargantas de Gredos. Esto y mucho más es lo que propone Beatriz Blázquez colaboradora habitual de la Hospedería del Silencio para construir una alternativa que se extienda como un aroma el resto de las estaciones.

(Visited 230 times, 1 visits today)