Cosemos de nuevo, con el hilo de la palabra, los signos de la velocidad trepidante y...