La unión de consumidores con productores cuyo objetivo es la economía social y responsable, en definitiva la defensa del bién común junto al propio como unidad indisociable ha dado como fruto la creación del Mercado Social, una red de bienes y servicios que funciona con criterios éticos, democráticos, ecológicos y solidarios, y que ya está operativa en Madrid.

Podemos empezar a apoyarla haciéndonos socios proveedores o socios consumidores que eligen como acción política y transformadora consumir desde el compromiso y la reflexión.

Un arma de construción masiva si nos unimos y generamos entre todos un mercado que recuperar los valores éticos que nunca habría de haber perdido. La única base que legitima cualquier actividad en el mundo.

(Visited 73 times, 1 visits today)