Dialogamos sobre la espiritualidad como otro objeto de consumo más.

De cómo la meditación ha pasado a ser un instrumento más al servicio de nuestros deseos (por conseguir dinero, placer o poder) o de nuestras aversiones (por evitar las incomodidades o el estrés).

De cómo se puede convertir en una tecnología del bienestar para una parte del ser, el ego, que es lo que se combate, precisamente, en todas las tradiciones sapienciales.

La espiritualidad como la nueva moda de una sociedad enferma de omniconectividad y de éxito material que se ha convertido en un nicho de mercado para los vendedores del templo sin escrúpulos.

Nos acompañan Maribel Rodríguez y Javier Esteban.

(Visited 306 times, 1 visits today)