Hoy más que nunca nos hacen falta filósofos a la manera de Platón, que “aman ver la verdad esté donde esté con los medios que se disponen” y que comprometen sus vidas en usar la razón, la inteligencia que les donó la vida para comprender lo humano y su relacionalidad con el mundo, para ayudar a tomar decisiones a la comunidad a la que pertenecen. Jorge Riechmann es uno de ellos y ejerce el noble arte de pensar y el de la acción comprometida señalando posibles salidas al laberinto de complejidad en el que vivimos.

(Visited 272 times, 1 visits today)