Pilar Muñoz Calero es médica, vocación: ayudar. Es la personificación de la metáfora del “canario de la mina”, un bioindicador que usaban los mineros para saber cuando había peligro de gas. Después de haber superado la muerte por la exposición a los tóxicos que invaden el planeta, se ha convertido en la voz que avisa y denuncia que esta tiranía que impone el mundo moderno de contaminarnos silenciosamente, gradualmente es inaceptable, que como el gas grisú está explotando en nuestras manos en forma de nuevas enfermedades. Desde la Fundación Alborada propone una nueva medicina que las afronte recuperando el verdadero sentido de lo natural y lo humano.

(Visited 77 times, 1 visits today)