¿Quién no está esperando un cambio económico? ¿Una alternativa a un sistema que está devorando nuestras vidas y la del planeta?

La Economía del Bien Común plantea respuestas a ese anhelo, y permite sumarse y defender junto a muchas personas comprometidas con el cambio, un modelo económico donde las empresas, los municipios, cada uno de nosotros integre que los objetivos reales de la economía no son el afan de lucro sino el Bien Común y la cooperación entre todos. Lo que es mucho más compatible con la auténtica naturaleza humana que ese afan depredatorio al que hemos dejado sin rienda.

La economía del bien común se construye en base a los valores que hacen florecer a nuestras relaciones: Confianza, Responsabilidad, Aprecio, Democracia, Solidaridad y Cooperación. Son los Ecos de un cambio que nadie va a poder parar. Súmate

(Visited 48 times, 1 visits today)