Una de nuestras joyas naturales, patrimonio de la humanidad agoniza. Doñana está perdiendo su corazón de agua, miles de pozos ilegales la secan. La fiera actividad industrial de nuestra era quiere dragar su río, para aumentar el beneficio de unos pocos. ¿Qué les importa si con ello perjudican la actividad pesquera tradicional y sostenible, o que pierdan su último refugio las especies amenazadas de extinción? ¿Qué más le da a Gas Natural Fenosa que perdamos la belleza de sus playas si el Dios de su prosperidad así lo decreta?

WWF nos cuenta cada amenaza y lo que podemos hacer. Salvemos Doñana. Haz que vuelva a latir su corazón de naturaleza.

(Visited 132 times, 1 visits today)